Connect with us

Sin categoría

¿Valen todos los votos lo mismo?

Published

on

¿Tienen un valor distinto las víctimas de una violación/agresión dependiendo de si son votantes de un partido u otro?

Aunque parezca temerario hacerse esta pregunta, hoy en día, tras las declaraciones de la ministra de Igual-da, Irene Montero, parece ser que si que tienen distinto valor e incluso trato o condena publica si la persona agredida es de derechas o izquierdas o mas concretamente de VOX.

Para ponernos en situación, el pasado 21 de septiembre, una joven tarraconense fue abordada y metida a la fuerza en una furgoneta donde, según relata en su versión de los hechos denunciados, sufrió una violación a mano de 3 individuos de origen magrebí tras haber sido increpada por llevar una camiseta de vox cuando se dirigía al instituto Salvador Vilaseca.

Entre las vejaciones sufridas, relata como fue penetrada con un palo tanto vaginal como analmente. Posteriormente fue “expulsada” de dicha furgoneta bajo el rezo de “mañana no te vuelvas a poner esta camiseta.

De aquí no pasaría a mayores sino fuese porque, cuando a una de las precursoras del “solo si es si” o “yo si te creo hermana”, entre otras, nuestra ilustre ministra de Igualdad, Irene Montero, en la sesión parlamentaria del día de ayer se le preguntó si condenaba esta agresión A UNA MUJER pese a ser simpatizante de VOX, esta respondió con nimiedades carentes de sentido sobre lo acontecido. No solo no condenó esta agresión, sino que dejo en entredicho su función al frente del ministerio de defensa de la mujer por lo que hoy, las redes, piden su cabeza como si la de los mismísimos agresores se tratase.


Con esta actitud prepotente, digna de un crio de 15 años y las hormonas por las nubes, se deja en clara evidencia que el cargo a nuestra quería ministra, no solo le viene grande, sino que, además, no solo no infunde igualdad desde dicho ministerio sino mas bien todo lo contrario.

Odio y rencor para con el sexo masculino.

La podemita no hizo mención alguna en sus redes sociales en las que nos tiene acostumbrados a sus salidas de tono habituales cuando defiende lo indefendible tal y como ocurrió a primeros de año cuando condeno la primera muerte “machista” del año sobre una mujer que había pactado dicha muerte con su familia, tal y como le relató la nieta de esta a Irene Montero en una carta que no solo no la hizo recapacitar y pedir disculpas sino que además le dio pie a seguir condenando como Violencia Machista actos que no eran.

Desde aquí yo me pregunto, ¿es este el comienzo de la nueva santa inquisición feminista? ¿Se puede considerar este proceder como justicia? Esperemos que esta broma de mal gusto llegue pronto a su fin pues tal y como reza el refrán, “al combatir el mal con el mal no se erradica, sino que se multiplica.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply